Si ya nada a tu alcance puede sacarte de esta cárcel, libre es tu pensamiento, libre es tu sentimiento

5 jul. 2010

Pies de perro


tenia tres colas y un tiempo suyo
que le cobro dos felicidades
y se la aguantaba en cuatro pies
de la comida que no había

se orillaba en un ladrido
pedía desnutrir el cuello de pulgas
o rodar el cielo alguna tarde
porque no sabia exactamente
si era hueso o piel con ojos
entre dos tontos que olían al mar
como a pañuelos sucios
y cadenas rotas yéndose

traía en las pestañas
una cana por cada hambre
esa niebla de no ver crecida
hasta las perreras de yo no fui

una imaginación estomacal
le transpiraba el pensamiento
y otro pañuelo se rompía
los dos tontos lo dejaban ahí