Si ya nada a tu alcance puede sacarte de esta cárcel, libre es tu pensamiento, libre es tu sentimiento

25 nov. 2010

Foto Julian Santos

manos abortadas


doblada contra la pared
busca el borde de sus venas

conoce las caricias del viento

puños cobardes que escapan
la dejan arrugándose
con las piernas pidiendo olvido

la noche le quiebra el pelo

los dedos se agrietan
se aploma en el frio
escupe contra el aire
nudos oscuros de su panza

esta inundada

gira y cae
lento goteo filoso
vomita el espesor de la luz

no lo ve

huele a insulto
a cosquilla suelta en el cementerio

el techo se abre 

en su espalda lluvia pegajosa
el estomago clavado al piso
rajaduras cosechándole la piel

no duerme

una historia le endurece la cara
no ve que hay espejos
torturas impecables
cuchillos mas limpios
que esta cerradura oxidada

Ñera VI

una pieza en el silencio

los escalones dialogan
con voces de madera tibia
      ella dice la guerra muerta
      dice semillas sobre mi
el aire pasea por el techo
recuerda una primavera otoñal
      es antigua y futura
      sedienta de libertades
la puerta silba con los pies
abre despacito sin chillar
      tiene pasos de tierra
      con ideas de árbol nuevo
las paredes tienen piel suave
música fresca que abraza
      acaricia las ramas de mi mano
      mientras vuela lluvia en la calle
el escritorio sonríe acomoda
su flequillo de libros
hilos que tejen huellas de colores
y la cama respira inventa
un rincón de mandalas
      es un beso de la vida
      cosquilla blanca en los ojos
      la hora que se va
      entre silencios felices