Si ya nada a tu alcance puede sacarte de esta cárcel, libre es tu pensamiento, libre es tu sentimiento

25 nov. 2010

Foto Julian Santos

manos abortadas


doblada contra la pared
busca el borde de sus venas

conoce las caricias del viento

puños cobardes que escapan
la dejan arrugándose
con las piernas pidiendo olvido

la noche le quiebra el pelo

los dedos se agrietan
se aploma en el frio
escupe contra el aire
nudos oscuros de su panza

esta inundada

gira y cae
lento goteo filoso
vomita el espesor de la luz

no lo ve

huele a insulto
a cosquilla suelta en el cementerio

el techo se abre 

en su espalda lluvia pegajosa
el estomago clavado al piso
rajaduras cosechándole la piel

no duerme

una historia le endurece la cara
no ve que hay espejos
torturas impecables
cuchillos mas limpios
que esta cerradura oxidada

Ñera VI

una pieza en el silencio

los escalones dialogan
con voces de madera tibia
      ella dice la guerra muerta
      dice semillas sobre mi
el aire pasea por el techo
recuerda una primavera otoñal
      es antigua y futura
      sedienta de libertades
la puerta silba con los pies
abre despacito sin chillar
      tiene pasos de tierra
      con ideas de árbol nuevo
las paredes tienen piel suave
música fresca que abraza
      acaricia las ramas de mi mano
      mientras vuela lluvia en la calle
el escritorio sonríe acomoda
su flequillo de libros
hilos que tejen huellas de colores
y la cama respira inventa
un rincón de mandalas
      es un beso de la vida
      cosquilla blanca en los ojos
      la hora que se va
      entre silencios felices

7 oct. 2010


Las ventanas ciegas

Pero casi trece años tenía. Pelito Sucio había perdido el documento en una vereda y antes los cumpleaños, los dominguitos dulces. Andaba mareado de tanto mundo por las vueltas del mundo, aunque no sabía; porque todo es recto, porque las avenidas son largas, los negocios cuadrados brillantes, las vidrieras limpias, los televisores planos, finitos encantadores por la tarde. Pelito Sucio también conocía las plazas, patios del mundo, giraba en las calesitas, y sí, había humo también, cansado dormido cieguito, pero no alcanzaba con un mareo y daba otra vuelta sin sortija y otra más, la sortija que no aparece y ojalá, porque es la última pero la sortija no existe, hasta que volaba de la calesita muerta y acortaba el camino pateando una lata vacía.
Pero vacía no estaba, ella estaba pintadita, serena, bellamente muy flaca en el orfanato alegre de las seis, caída en la novela real de cada año, con colchones tibios envueltos en paredes de colores y abandonos de mentira, porque encima, ella cantaba por los pasillos asqueados de perfume, de acá para allá con sus amigos tan felices tan huérfanos, habladores perfectos, bien peinados, que querían besarla ahogarla en abracitos flojos, que querían quererla, sin amor.
Pero un montón la quería, despintando la lata, mareado; venía pateando una esperanza desde la calesita, la plaza, el humo que da a la avenida. La quería, sí, en esos cuadrados brillantes, abarrotada en la vidriera. La quería más con los televisores prendidos, las propagandas eternas y extrañarla, indecisa hermosa. La quería y se le hacia tarde con los ojos llenos de tarde roja. La quería, con huesos en el hambre, el sol bajando por las ventanas ciegas, vecinas mudas sordas. La quería con el pelo sucio, con los pantalones sin emparchar y una flor robada, soltando pétalos secos, me quiere, no me quiere, no me quiere no me quiere no me quiere. Igual la quería. Ya pasaba las siete y en la calesita se quemaban las flores, y sí, había humo también, y la sortija, que no aparece que falta que no existe. Y la quería, sí.

Antigüedades XI

Edipofiloso

Luka olvidó su sonrisa. Se podía cantar en su presencia, garabatear las paredes, picar una cebolla frente a sus ojos pero él no se inmutaba; no corrompía su quietud a menos que, claro, después no encontrara los cuchillos en su lugar, la taza para desayuno junto a las vainillas y las tostadas tibias, como había sido siempre desde su infancia.
Tomaba el cuchillo para raspar las tostadas que se habían quemado de más y cumplía con la rutina diaria. Luego de higienizarse muy bien las manos leía el diario, repasaba el obituario con frecuencia, dos o tres veces por día, para sentirse más vivo.
A la mañana siguiente del día en el que empieza el invierno, hizo las tostadas, limpió la taza y acomodó el cuchillo y las vainillas en su lugar. Con fastidio, levantó la mesa, barrió los restos, tomó la bolsa negra y larga que guardaba en el cajón de su mesa de luz, guardó en ella la basura y salió a arrojar la bolsa lejos del hogar.
Cuando empezaba a acostumbrarse al sueño, ése que le generaba levantarse temprano para preparar el desayuno, encontró bajo la puerta lo que sabría al instante era un telegrama de la morgue: suponían que su madre había sido encontrada muerta y le exigían que fuera a identificar los restos.
Terminó de leer, dobló el papel por la mitad al mismo momento en que sonaba el timbre y acudió a la puerta. Al abrir, sintió que la sangre de los ojos le ardía en las pupilas y el odio de verlo a él, ahí, con el peinado impecable, la risa impostora y ese andar ladino que calcinaba sus venas, preguntó con cara de ladrón:
- ¿Está tu madre?
-Salió, no se sentía bien, la vi un tanto defraudada.
Cerró la puerta bruscamente y a paso tranquilo se adentró en la cocina color amanecer mezclado con un verde de ventiluz.
Se centró. Miró la mesa: todo en orden. Sonrió y tiró el telegrama.

Al sentarse, vio las tostadas, las vainillas, la taza, y vio a su madre, el cuchillo y la sangre cayendo.
Alex Grey - Artist hand


12 sept. 2010

la lengua del tiempo

no dice
hambre durmiendo
arrinconada de calle
ni sus disparos
llenos de sed mugrienta

ni la cruz
con cara de indigestión
manos clavadas
a los milenios dorados
curando mudos
con mala sintaxis

no cuenta el encierro
violencia que desayuna
miedo tibio
rejas como bufandas
enfriando las veredas


pero tiene puesta la voz
en la muerte de las cosas
que nunca llega tarde

9 sept. 2010

Ñera V

juega con las ramas de mis manos
cuando hay lluvia en la calle

se queda colgada en mis bolsillos
para anclarme la locura de los pies

se me va de la piel a veces
con esa libertad que le deseo

ríe sonríe y vuelve se envuelve
con todas mis vidas desabrigadas

pone estos silencios felices
en la inocencia que me queda

30 ago. 2010


Mi vos

está envuelto acá
en un diario que gotea
su raíz de lágrimas

fuma cigarrillos mojados
anclado en la grieta solar
la hora en que las cenizas
se adueñan del cenicero

un cementerio lo entretiene
con ofertas de piso compartido
pantalla de patrias viajeras
consume el mundo a la mirada

no le sirven los dientes
y la letra oscura
repite el nombre dulce
madre de sus dolores

16 ago. 2010

Domingo y yo

el piso escotado
agitado sin costumbre
arboles de vidrio
bailando en la ventana

pasillos sin luz
eco de pies duros
encerado de sangre
estira el dia suavemente

las paredes sin escribir
la blancura aburrida
como paz con humedad

estaba aca y por poco
un entrepiso de olvido
en el mar de la voz
que no dijo basta
sino un silencio agudo

23 jul. 2010

Regeneración

"¿Sabe usted donde esta su hijo en este momento?
No digo adios, digo hasta luego."
Un eco verde y mi voz no tiene ayer

con el asco lleno de experiencia
las manos rotas y la corriente
Angustia tuvo hijos sin aparecer
que usan mi adentro de baño

espejos rotos de acá
el cuadrado envuelto
en gritos y silbidos
la sien de los cien
con salpicadura oficial

en el ala injusta de la sombra
la recompensa desnuda
va tomandose sus dientes
o me abraza llena de mugre

vidrio sucio a la vista
mi palabra con pus
temperatura negra

mi pájaro preso
de idioma abandonado
que no sabe nada

cuando se les rompan los parches
ella guardará sus dibujitos amarillos
ese error que pide perdones flojos
Foto Julian Santos

19 jul. 2010

El que pide

es un alfiler sucio
en el codo de la calle

rejuvenece al semáforo
se quema las palmas
cruzando el ruido del sol

alfombrado en los cordones
molesta a la mañana que baldea
otra lluvia sin zapatos

una puerta que se equivoca
y ve el invierno bajo llave
lo envuelve cada reja que salta

es un alfiler tierno
en el cielo de todos

18 jul. 2010

Mediación

"Los nadies que no son, aunque sean.
Que no practican cultura, sino floklore..."


pidiendo la nada
estaban los nadies
y yo

pagando todo
estaban los alguien
y yo

estaban llenos de poesia
y yo
esperando un poema
Imagen

17 jul. 2010

Ñera IV

nunca tuvo el hambre mas larga
que los bolsillos de la piel

y con todo el frio mojado
no sacó ningun pañuelo

anduvo tranquila por mis dientes
con una cosquilla blanca

se quedó un silencio a descansar
con su cara dicha en mi

15 jul. 2010

muertos de mundo

tienen las costillas de barro
necesitan masticar mas pelo
de esta abundancia de bolsillo

meten el dolor en nubes sucias
cargandose carteles
que dicen asco de la verdad
amortiguan lluvia con diluvio
tienen los peces ahogados

disueltos a esta hora
respirando clavos viejos
se queman negros y blancos
injustos de memoria

sin manos para despedirse
se abrigan en diario poetico
ceniza mal redactada
que no entibia
la sangre seca del titular

13 jul. 2010



Ñera III

la vi con un papelito en la mano
que queria esconderlo todo

mintiendo verdades de memoria
hasta un recreo corto como su letra

y existirnos fue el golpe
en el mundo tan chico
de los que gritan madre
a mediados de la madrugada

no importante ese papel
o el timbre roto que amanecía
que si fue despacio y sin piso
o saltó sobre la noche

es antigüa y futura
como el presente que nos queda

12 jul. 2010

Revolución II

la dueña de todo lo posible
ya no nos dice los dolores

se va esta despedida
sonríe un nudo de manos

la luz tiene una espera de rincón
un después del miedo chiquito

en el lugar de nuestro tiempo
bailamos un beso mas
Foto Julian Santos

9 jul. 2010

Revolución

dejó al error sentado
en el error del sueño
dijo mas que la palabra
que se fue sin pronunciar

Bajo tierra

un silencio escondido en el barro
de los que no disfrutan el aire
y se les pone el odio de vereda
cuando la luz les pega en el frío
por un desesperado que cayó
de una pila de desesperaciones

se acopla una poesía en la pared
Q.E.P.D con todos los demás
resacas sin resaca
y sin la madrugada rota
enamorados de la muerte

8 jul. 2010

Imagen

Esa vez del abrazo

el momento que sonríe
nos va a dejar y va a volver

no me ates
a los pájaros incondicionales
no somos el cielo tampoco

la tristeza que llora
nos va a dejar y va a volver

no te ates ni me ates
a los tobillos de Alfonsina
somos un pedazo de nada

sabes de mis pasos
y de cuánto preciso despeinarte

el resto es tanto o mas
que no hay un país para tu nombre

6 jul. 2010

El momento pide

soltá ese miedo de tierra
no somos acá para siempre

el aplauso que puede matarme
puede matarte sin verte la cara

la rueda de durar mucho
trae errores de continuidad

el agua rompe piedras así

doblando opciones
y algunos mapas de plomo

apuntándole al sur
cerca de morir para siempre

en cada vez sin cadenas
se rompe el puerto de la distancia

5 jul. 2010

Foto Julian Santos

Pies de perro


tenia tres colas y un tiempo suyo
que le cobro dos felicidades
y se la aguantaba en cuatro pies
de la comida que no había

se orillaba en un ladrido
pedía desnutrir el cuello de pulgas
o rodar el cielo alguna tarde
porque no sabia exactamente
si era hueso o piel con ojos
entre dos tontos que olían al mar
como a pañuelos sucios
y cadenas rotas yéndose

traía en las pestañas
una cana por cada hambre
esa niebla de no ver crecida
hasta las perreras de yo no fui

una imaginación estomacal
le transpiraba el pensamiento
y otro pañuelo se rompía
los dos tontos lo dejaban ahí

4 jul. 2010

Monstruo sin ropero


pelito sucio ve
el hueso frio que anochece
no quiere sentarse
y no va a pararse tampoco

la plaza se hace la muerta
¿qué hacer en la calecita rusa?
el caballito se va apagando
zapatillas del cable convidan
con muerte a las demas figuras

sin pies de nube
soldado del baston roto
como tubos fluorescentes
un dedo en la nuca le pide
otra vuelta al peligroso descalzo

30 jun. 2010

Verdades y dragones

Verus vita

no se vio el humo nunca pero
siempre una partecita de la casa
se escondía del fuego del grito
sonriendo veía castillos y dragones
que no eran de verdad

botones muertos que siempre sobran
largaron los pantalones
sin semillas de la mañana
a sol abierto la vista entre el pasto
que no era de verdad

una memoria lloró después
un domingo basurita del ojo tuvo hijos
robó horas a esa semana y vida
a las treinta obligaciones del mes
que no eran de verdad

lejos de la chimenea
se tejió un nieto de uniforme privado
o diplomas de buen hombre sin hambre
en la mecedora flaca durante unos meses
no se vieron ya dragones a escondidas
que no eran de verdad

28 jun. 2010

Intrarrogar

El día piensa y revuelve hemisferios
¿Qué le dicen los relojes que saben hablar?
¿Cuándo dejarán de ladrar las ventanas?
El día anda en patas pero tiene pies
¿Qué es ese dolor que hay en la cocina?
¿Dónde esta la llave que baila cerca de la muerte?
El día esta desnudo de pasado
¿El futuro tiene metales felices?
¿Es una puerta o un miedo con buzón?
El día no le dice amor al amor
¿Siente distancia o tiempo o espacio?
¿Qué ve el cuarto abandonado de sus ojos?
El día saca un pañuelo y una disculpa
¿Y qué país ganó en la guerra?
¿Y quién le cerró su razón de tiempo?
El día muere hoy

25 jun. 2010

Habitacion '76

noche grave y no gritar
los tobillos gastaban eslabones
una baldosa sin papel

nariz sobre pelo sobre boca
tenían látigos en la lengua
eran sombras del frío
las cadenas temblando

huesos vivos tiraban
como huesos muertos
sinfonía de pasador y humedad
ni dios en la ventana ni ventana
una baldosa del país

21 jun. 2010

Foto Julian Santos

Antigüedades X


Quehaceres:

¿qué hacer con este sol revolucionario?

¿aplaudir como el mar?


¿ventilar madrugadas como manteles de balcón?

¿escribir mas cuentos sin alfileres
desesperar hambres hasta el lunes
tejer pedacitos de tierra?

¿qué hacer con el gremio de la luna?


¿enterrar a más justos que yo?

¿vender la noche a los desvelados?

¿sostener el libro de mi cuello
suspender la finanza mal parida
liberar países sobre la mesada
revolucionarme con el sol?

20 jun. 2010

Nuevo día ayer

rinconcitos para cenar
despues ir para el oasis
o quedarse a nadar la nada
plazas como nudos del desierto
pies que corren y vuelan
se destapa un grito alto
como sidras de plomo
como navidades todos los dias
sin moños ni explicaciones de Noel

como a un heden de suburbios
los ojos llegan para armar el matutino
como rellenando zapatos ajenos
las mugrecitas del dolor con parches
bajo la alfombra y las rodillas
las pestañas enamorandose de rejas
como pueblitos enredados en sensores

pero los juguetes de techo bajo
se les apagan los huesos
o carreteles para la cama
entre avioncitos y notas coloridas
una pregunta golpea la frente
el nunca tanto ni tan poco
Foto Julian Santos

19 jun. 2010

Ñera II


en la mitad del medio
teje miedos como carteles
desteje miedos como carteles

un beso se va de costado
como geografias jubiladas
un afuera adentro de la piel
estatuas de rezo tacito
dice la guerra muerta

dice semillas sobre mi

17 jun. 2010

Ñera

se hamaca para acomodarme
como con una deuda en las patas
o agujas sangrandole sencillez
por un beso de noche no besado
por una vuelta de mas al mundo
sin mas culpa que ser libres

tiene barcos de tierra
con ideas de árbol nuevo
como no sabiendo de mi
y esas tonterías de las flores

no dice ocaso pero algo dice
llama descansar como recién llegada
a la tarde de un martes de vacíos rotos
como saltando avenidas y espejos
se envuelve el pelo en rollitos de aire
guardando para mañana la velocidad
cruzándome una respiración en la boca

14 jun. 2010

Antigüedades VIV

Voces sin mas allá:

Mueven la boca y el humo
es un ruido que no pueden masticar.
Se esfuerza la lengua, se estrangula la lluvia,
una llama grita en los laberintos de la madera,
llueve silencio, el fuego insulta a dios.


Silenciando responden
cuestiones como intestinos en la pared.
No es saber, ahora es callar
el perfume a fábulas del bosque.


Si el silencio no gotea
dicen de un cielo imposible,
afirman cruces como testaferros.
Quieren apagar, durmiendo, llorando,
la costumbre de abrir los ojos,
pero las nubes sin tiempo se separan
y los envejecen y los mueren muy bien
porque en el acá no se revive.

Simbolos II

Aplicaciones:

sopas de letras asesinadas
como métodos con joroba
del milenio de transpirar bonito
murieron bocas de polvo
como los mancos de amor
moviendo países de papel
lapiceras exactas y tendidas
símbolos mayúsculos del fuego
limítrofes a la renta de voz

a los engaños actuales
oportunos de por acá
en el estero de la piel
o ajustando los cordones
idolatrías en si sostenido
profundidades de hemisferio
cuchillo y tenedor

al hambre con mas hambre
que insinúa un nunca feriado
en la rueda un delito sin pies
pero descalzos no vacíos si
vestir luego existir pero no
al sol con el reclamo y la lágrima

12 jun. 2010

Antigüedades VIII

Mañana:

Para las manos que sangran. 

El llanto sera en los ojos
y no en el pecho;
cuando estalle el pan duro
vendrá un lugar para vos,
con los sueños chicos
por los hombres chicos
para los chicos.
Hoy tenemos hielo
entre las vertebras,
esta roto el cristal,
pero ya esta escrita la ultima lágrima;
por la grieta de una pared
unos cuervos brillaron
y sus alas decían:
Apaguen este incendio a la conciencia,
traigan alcohol,explosivos
y miradas tiernas por puños,
habrá tristezas no tan tristes.

Símbolos

Así el desierto y la soledad, 
como la muerte naranja en tercera persona
pero no naranja sino amanecer,
donde se dice adiós no hay un adiós
sólo un dibujo del silencio,
los puertos y los muertos no saben irse
así iguales a los símbolos,
marginados celebres,
caras moviéndose en el cuadro
o el anillo de las letras
aplastado contra el mundo.

11 jun. 2010

Foto Julian Santos

Antigüedades VII

perfumes dorados del horizonte
¿recuerdan haber venido antes de hoy?


Sobre todo:

Supe algo
el día se agachó para besarme
anaranjando ventanas
y no se si existen los meritos
o alguien desayunará mi alegria


fue como ver despedirse
a esos arboles inmortales
artes que no mastican ni un adios

la memoria con nombre
y apellidos y pelo y uñas
sabanas azules de sal
antes de las brasas de hoy
como ajusticiando olvidos
otro fuego cerca de la orilla
chispas sin miedo en una foto
cerrando abismos con la siesta

la mañana resucitando
muy afuera casi
como indisciplinas de bolsillo
contra la vergüenza del sol
y adentro el bonsái del universo
las tardes perdidas o la vida ganada

10 jun. 2010

Antigüedades VI



Al camino:

quise decir álamo con el alma floja
y un diente me nació en los pies,
desde entonces ando sin andar
y sin suficiente comida

porque no tuve lo que ahora me falta
como para mecer la luna desde aca,
ahora lo que no tengo es la forma de decir

nada de mala suerte
porque es como una ballena amasando
moretones en las ramas del cerebro
y los pajaros que no se mueren

lo peor o lo mejor
es que quedan dos horas para dormir
y la luz sigue contando despedidas

estoy arrinconado en el medio,
una basurita triste que cayó de la escoba,
estaba de rincon y ahora la puerta se abre

no puedo traer ningun recuerdo,
podria ser memoria si me recuerdan
y tal vez lo hagan
aunque en las formas de la muerte
el olvido es incurable

tal vez la meta era decir bosque,
si dije alamo fue para que se vea
la cabaña y el fuego abrazado
las cenizas y el viento vengativo
las copas dudando entre el desconsuelo
o un consuelo de estatua
que hace rato no se digiere bien

9 jun. 2010

Antigüedades V


Velocidades serias:

sucede que

los dos hace tiempo
pasaban juntando ramas
de estas tardes y otras
como ramas de mi vida
que querian levantarse tambien

sonrisas al camino simple
aroma de un arbol que despierta
sin calles al oxido enrejado
ni memorias de lo ya muerto
trepaban al sol como hormigas
pie a pie por la sur del norte
dejaban sabores blancos
como futuras manos enredadas
juntaban amor de esquirlas y madera
dos albedrios de tierra virgen
como caidos del bolsillo roto de dios

sucede que

todo siguió muy rapido y siempre
a espaldas de sus espaldas unidas
haciendome recordarlos sin mis ojos
como si fuera posible esta velocidad
de incendiar brevemente sin ramas ni amor


7 jun. 2010


Foto: Julian Santos

Antigüedades IV


conservaba suave el revés del miedo, dónde mis manos rezan ...

se da vuelta y saluda distancia
como haciendo abrigos para los ojos
nos rodamos con las vistas
alrededor del mundo del cuerpo
como una invitación sin horario
a las explicaciones de esta sed

unos ruidos sencillos
dialogan lugares imposibles
abren cerraduras de polvo
aunque la realidad del momento
prepara relojes para una demolición bíblica
y pinceles de paz al oleo
mueven cada hilo ciegamente
mientras el tiempo nos descoce
contra su oscuridad cristalina

se da vuelta y saluda
miro los pedacitos de soledad
que crecen en las cosas de nosotros
que estamos solos y en cada uno
la realidad y el ensueño que auspiciamos

Antigüedades III


(1)
Al misterio, al dolor,
a las conjeturas aéreas
tristes y celebres de mi cargo,
debo contarles
que he sido libre a sus espaldas.

(2)
Con las colas del perro
y además de la noche,
la sonrisa es tímida y volcánica.
Yo, un hombre,
yo, un niño,
y el cielo y la realidad.

(3)
Techo en brasas.
El yo niño piensa en lo que debe reir.
Se derrumba el pasillo de los ojos,
el yo niño escribe:
se quedará velando a la inocencia.

(4)
Es indecible y estaba dicho:
un verso sin alas bajo la mesa
encuentra el barrote flojo de toda mente
y se pone a escalar
perfecciones que duelen y ríen.



Foto por Julian Santos.

6 jun. 2010

Antigüedades II


Ya disparamos contra las alas del sol,
nos vimos las manos de mundo lastimadas.
¿Somos nosotros todas las maneras
que nos damos para sobrevivir?

Ya disparamos contra el odio
y todavia hay agua de suspiro
en la copa de los arboles y las noches.

Tanta sed en los misterios,
desiertos dibujados en la pared de la duda,
al cabo de un tiempo el olvido se recuerda.

¿Y qué era sino el sol?

En el fondo del eco sobreviven algunas verdades:
Un segundo colgado de tus pestañas dice adios
y me envuelvo en él hasta que vuelvas.



Antigüedades

Hay cerca de mi

lo que ofrecía antes el horizonte

mi sombra crece y a mitad de este paso,

olvido nombres y discursos,

ahora mis pies son agujas,

soy mi tiempo y camino
entre basura y licores.

Paso y piso otro paso

una mirada sin muros

un cielo sin pozos.

No tendré mas que decir,

soy de los arboles que se van.


Desde el miedo y la distancia

al lugar que quise

sin sal en la sangre,

a cada paso
el pasto y la arena.