Si ya nada a tu alcance puede sacarte de esta cárcel, libre es tu pensamiento, libre es tu sentimiento

30 ago. 2014

esquinados

"Ya, liberate, tené en cuenta, 
que la remera aunque te mire 
de reojo al piojo brother marx 
está en tu alma tu dificultad"
(Dele tiempo - El Kuelgue)


las astillas del ahora 
tejen cadáveres despeinados

la piel es un río seco
sembrado de flores rotas

los dientes descalzos
miran románticamente
el envase de los corazones líquidos

y el plástico brilla
en el eco de tus ojos
arrastra las ideas
con su cara de humo

25 jul. 2014

partida


pensar tus pensamientos
enterrados en el mar 
que tu cara es una isla 
con las puertas cerradas 

la lluvia es un vidrio sucio 
que entierra los ojos
la memoria no tiene plumas 
para romper tus espejos negros 

el silencio no es un puente 
los trapos mojados del día 
cuelgan del cuello y nadie sabe 
con qué voz respiras el mundo



28 abr. 2014

el que no se va

tu ventana se enfría
recordando preguntas
que no entran en la piel

por donde vas
tu idioma de lluvia
brilla sobre los puentes

la fuerza
es una foto envuelta
en la cerradura de los ojos

Foto: Guillermo López Geada, Iquique, Chile

10 abr. 2014

el solo

respira
cosido de preguntas

sus pestañas muerden
la cosecha de los rincones

descansa
el vidrio de su sombra
contra la ventana

la tristeza encierra
un pájaro de cuchillos blancos

Foto: Guillermo López Geada - Centro Cultural Recoleta, 2014

30 mar. 2014

quedado

arrastras los dedos
por el barro de la alfombra
el día se parte
entre los miedos de tu frente
y la agonía de tu espalda

de la terraza tropiezan
escombros de aire
que masticas
con la lengua y abortas
en la garganta

el sol pone sus cuchillos
contra la ventana
florecen en tu brazos
huesos nuevos
que lavan sus arrugas
en tu transpiración

la piel de tu sombra
colgada en la pared
con las pestañas descosidas
te sonríe
sin dientes


Foto: Guillermo López Geada - Libertad (Marie Oresanz, 2013, Centro Cultural Recoleta)

13 mar. 2014

la que se va

donde faltan tus letras
crecen dientes desabrigados

aunque digas
lo suficiente
tu mano tiembla

en tu espalda
los rincones
tu sombra
bajo la piel

la luz del silencio
se acuesta en tu boca
respiras los días
que aprendieron a volar




Foto: Guillermo López Geada, calle Vivar, Iquique, Chile

7 mar. 2014

Foto: Guillermo López Geada, Iquique - Chile

despedirse

envolves este espacio
quebrada

te incienso 
despertando las piedras
sos una pestaña 
que cruza el océano

venís de los aplausos
que la espuma dice en el mar

tus colores
ponen transparente
las uñas
el pensamiento

22 ene. 2014

21 ene. 2014

el que dura

acerca las narices al borde

infla la panza

tose despacio

se toca la garganta espera
que el polvo dé flores
con pétalos de hielo

ojea el cordón

empañando la ventana

deshace el día

ningún sillón puede
decirle que el invierno
tiene caballos sucios
arrancándose herraduras

porque la voz siempre fue
un animal sin ombligo
que grita descalzo

19 ene. 2014

señalados

los no libres
hijos de nuestros otros
tienen claro cuanto se precisa
la tierra mojada las uñas del tiempo

bailan con las manos esperan
que bailen con ellos sin exigirles
antiguas formas de felicidad
de la que nunca se libera
siempre se cree libre
y no respira

saben el silencio
y nunca se creen callados

15 ene. 2014

Foto: Guillermo López - Cochabamba, Bolivia.

crucificado

vuelca la espalda
contra los ojos afilados de la calle
quema y repone
astillas entre las uñas

su cuello torcido
ronca rezos viejos
camina el piso con la frente
cruza la mañana
con las piernas descocidas

abre al cielo
sus manos agujereadas
alcancías de la historia
que atardecen al mundo

costillas culpas
le aprietan el estomago
en los huesos de su boca
pesa el silencio
y las pestañas gastadas
de hablarle a las nubes

su pelo llueve
transpira la vergüenza
de no tener explicaciones
para los dientes de la noche

14 ene. 2014

Eduardo Galeano - El libro de los abrazos

los que anochecen

se trepan a la ciudad
con las manos duras
acarician puertas heladas
prueban cementos finos
saltan por los techos
y no alcanza a escucharse
nadie los imprime
si no sangran el charco
el espejo donde sus preguntas tiemblan