Si ya nada a tu alcance puede sacarte de esta cárcel, libre es tu pensamiento, libre es tu sentimiento

15 ene. 2014

crucificado

vuelca la espalda
contra los ojos afilados de la calle
quema y repone
astillas entre las uñas

su cuello torcido
ronca rezos viejos
camina el piso con la frente
cruza la mañana
con las piernas descocidas

abre al cielo
sus manos agujereadas
alcancías de la historia
que atardecen al mundo

costillas culpas
le aprietan el estomago
en los huesos de su boca
pesa el silencio
y las pestañas gastadas
de hablarle a las nubes

su pelo llueve
transpira la vergüenza
de no tener explicaciones
para los dientes de la noche